Monumento Nacional. Perteneció a la Orden de Carmelitas Calzados y fue construida entre los años 1583 y 1663. En su interior destacan la armadura mudéjar que cubre la nave y los tres retablos de la capilla mayor, de mediados del siglo XVIII, que se consideran fundamentales dentro de la retablística barroca andaluza.
Son también muy interesantes las yeserías de la cúpula y de los muros de la nave, de estilo manierista.
El conjunto de convento e iglesia comenzó a construirse a finales del siglo XVI, siendo concluido en el primer tercio de la centuria siguiente. La monumental armadura mudéjar de la nave está fechada entre los años 1612 y 1614. El alzado de la nave y de la capilla mayor desarrollan un interesante programa arquitectónico de progenie manierista, destacando la decoración de la cúpula de media naranja con sus cintas entrelazadas, guirnadas, mascarones y cabezas de angelotes.

A los pies de la nave de la Epístola se encuentra la Capilla de la Soledad, que es una especie de templo independiente con su capilla mayor y nave