Este es un rincón que conserva todo su carácter arábigo-andaluz. Se llama Torreón del Asalto, porque en este lugar el Infante Don Fernando, conquistador de la Ciudad a los moros en 1410, apostó a sus tropas y desde aquí consiguió abrir una brecha en el muro e introducir a sus hombres en el recinto amurallado donde tuvo lugar la batalla definitiva.
Al Infante Don Fernando, se debe la famosa frase que aún conservamos en el lenguaje popular de "SALGA EL SOL POR ANTEQUERA", utilizado por el Conquistador para expresar a sus hombres su total decisión de atacar la Ciudad de Antequera y conquistarla definitivamente para el Reino de Castilla.